Etiquetas

, , , , , , , ,

CNÑ y sus (per)versiones sobre Cuba fue el documental con el cual me gradué como licenciada en Periodismo.

CNÑ y sus (per)versiones sobre Cuba fue el documental con el cual me gradué como licenciada en Periodismo.

No me gustan las cámaras cuando me corresponde estar frente a ellas. Si de pronto me toca pasar de “entrevistadora” a “entrevistada”, me embarga una sensación de pánico inexplicable, solo comparable a imaginar mi nombre como parte de cualquier noticia. No obstante, no puedo evitar compartir lo que siento, hablar en nombre del periodismo joven, de sueños, esperanzas, oportunidades… Pido entonces disculpas porque la emoción me haga escribir en primera persona.

Este martes recibí una de las noticias más importantes que un joven recién graduado de la Universidad puede conocer. En conferencia de prensa en la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), un jurado integrado por prestigiosos profesionales anunció que, junto a valiosos compañeros de otros medios cubanos, he sido galardonada con el Premio Nacional de Periodismo 26 de Julio, en la categoría documental de televisión. El galardón lo merecía el documental con el cual me gradué hace un año como periodista en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

“CNÑ y sus per versiones sobre Cuba” fue un trabajo que ocupó todo un año de estudio de las dinámicas de una televisora extranjera y que fue impulsado por no pocas manos amigas, que compartieron esfuerzos entre la Facultad y la Mesa Redonda.

En cincuenta minutos de duración, intenté acercarme a la forma en que una televisora como CNN en español construía la realidad de mi país. Preguntas como ¿qué se dice sobre Cuba en CNN en español?, ¿quiénes participan en la legitimación de ese discurso? ¿en quiénes se apoyan para ello?, ¿qué futuro le presentan a Cuba?, condujeron el acercamiento a la primera televisora norteamericana en contar con una corresponsalía en La Habana y ayudaron a comprender la importancia de crear hoy medios de comunicación que se opongan a la información hegemónica y alejada del verdadero sentir de los pueblos del continente.

CNÑ… es un material fruto del esfuerzo de estudiantes que me regalaron su voluntad y me ayudaron a realizar cada una de las grabaciones con la mayor profesionalidad del mundo. Por eso, mi alegría se debe a que este es un premio al trabajo colaborativo, al apoyo, a las ganas de hacer de una Facultad que mira más allá de sus horizontes, y a la necesidad del periodismo contrahegemónico.

Para cualquier periodista, e imagino mucho más para quienes empezamos a desandar los caminos de esta difícil profesión, es invaluable lo que representa un premio. Uno se llena de sueños, de expectativas, siente miedo, orgullo, y una mezcla de todo. Les aseguro a todos, hoy estoy feliz, sencillamente felizzzzzz, (sii con con muchas z), y les agradezco a todos los amigos que desde ayer en la noche han hecho todo por que esta alegría sea mayor.

Felicito a todos los profesionales premiados este año y traslado la exhortación a periodistas de todos los lenguajes para que sigan creando trabajos que tengan cada año mayores niveles de rigurosidad, investigación,  contrastes y, especialmente, que tengan la capacidad de ser útil a muchos. Ya lo decía decía ese grande del periodismo que fue José Martí: “para ser recompensado, se necesita ser útil”.

(Este texto es una versión de una crónica que publiqué esta mañana en Cubahora). Aquí la comparto

Anuncios